Andar en bicicleta para deshacerte de la grasa abdominal

Andar en bicicleta tiene múltiples beneficios para la salud, ya que resulta un eficaz ejercicio aeróbico que nos permite bajar de peso, tonificar nuestras piernas y muslos, así como también acelerar y fortalecer nuestro corazón. No obstante, la bicicleta también es un instrumento valioso para deshacerse de la molesta grasa abdominal, la cual siempre es difícil de remover.

Y es que, incluso con ejercicio y trabajo físico deshacernos de la grasa abdominal o también conocida como “pancita” puede ser bastante complicado, debido a la localización y tipo de tejido adiposo. Para lograrlo, vamos a enseñarte distintos métodos en la bicicleta que te ayudarán a reducirla de manera efectiva, ya que solo andar tendrá pocos resultados a la vista.

Aumentando la intensidad

En primer lugar, si quieres bajar la grasa abdominal se hace imperativo que pedalear se convierta en un ejercicio cardiovascular, el cual ponga a latir tu corazón de manera rápida para que el cuerpo empiece a quemar grasa. Para hacerlo, todo se trata de la intensidad del pedaleo en la bicicleta; mientras sea más intenso más grasa vas a quemar en todo tu cuerpo y zona abdominal.

Ahora, pedalear de manera intensa durante un tiempo largo es casi imposible, sin mencionar que si la persona está comenzando puede presentar problemas de resistencia e incluso mareo o decaimiento. Por eso, andar intensamente en la bicicleta debe hacerse por intervalos específicos con periodos de descanso que ayudarán a que el cuerpo se recupere eficazmente.

Entrenamiento por intervalos

En primer lugar, vas a hacer ejercicios precompetitivos o de precalentamiento antes de iniciar la sesión intensa, así evitando lesiones y preparando el cuerpo para el ejercicio. Dichos movimientos para calentar y estirar los harás primero sin la bicicleta, para luego montarte en ella y andar suavemente por unos minutos.

Después, vas a empezar pedaleando con la máxima intensidad por 30 segundos, bajando la intensidad a lo mínimo al cumplir ese tiempo y durante un minuto, luego empiezas intensamente durante los 30 segundos y repites el circuito al menos cinco veces.

Al finalizar las cinco veces del circuito, puedes descansar pedaleando a intensidad mínima por cinco minutos, para luego repetir la sesión aunque depende de cómo te sientas de energía.

Puedes hacer el circuito una o dos veces por semana y hasta dos veces por sesión de entrenamiento. Verás que a medida que avanzas perderás mucho peso, tu resistencia aumentará y podrás hacer el circuito mucha más veces, solamente debes tener paciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *